24 de septiembre de 2014

No sé que tanto miedo tenes de mi, yo soy mucho más normal que tantos idiotas que juegan a vivir escondidos detrás de sus normas, la vida es imprecisa y no hay salida, sabes que el amor es una máquina perfecta para rodar, rodar y caer. Tendrás que aprender tendrás que aprender, perder ese miedo a amar, tendrás que volver volver a nacer, tendrás que aprenderme amar ...♫

Porque no nos alcanza con "Al lado del camino"... el tema del disco: "Tendré que volver a amar"

19 de abril de 2014

Estoy a días de cumplir 36 años...  entonces llega la pregunta crucial, definitiva, central en la vida de todo hombre: ¿me estoy volviendo viejo?
Creo que acumular años sólo tiene una desventaja: darse cuenta de que ya no queda un montón de tiempo por delante. Ser joven es estar en una cola, esperando turno para comenzar la vida, “la vida con mayúsculas”, como se dice por ahí. Hasta que de pronto y sin previo aviso, una mañana cualquiera uno descubre que la vida (la que va con mayúsculas) comenzó hace rato y que lo encontró sin siquiera los pantalones puestos. Quizás por eso las cosas de todos los días, las cosas que uno daba por sentadas, cobran otro color: un beso, un abrazo, un silencio, una sonrisa a tiempo... El resto es circunstancial.


Al cumplir mis 36 años - Lord Byron

28 de septiembre de 2013

Con una noche basta para dejar atrás un pedazo de mi vida. Nunca nunca más, #aplausos!

11 de septiembre de 2013

Y yo soy lo que fui, lo que soy, lo que ves y lo que intuis, soy franco, miento, pienso y siento como a mí se me da la gana... y de mi vida no reniego y al destino me entrego... #actitud

13 de agosto de 2013

Océanos de incertidumbre...



El diccionario de la Real Academia Española define la incertidumbre como “falta de certidumbre”, certidumbre como “certeza” y certeza como “conocimiento seguro y claro de algo” en una primera acepción y en una segunda como “firme adhesión de la mente a algo conocible, sin temor a errar”. Para el Espasa la incertidumbre es lo mismo, falta de certidumbre, duda, perplejidad.

Entonces  la incertidumbre es algo consustancial con cualquier ámbito de la vida, desde lo más importante hasta lo más cotidiano, porque ¿hay algo de lo que tengamos conocimiento seguro y claro?... no, siempre hay alguna duda por pequeña que esta sea y “sin temor a errar” es una afirmación cuanto menos pavorosa…. Por eso hoy me siento como esos obstinados navegantes en océanos de incertidumbre...

6 de junio de 2013

Des-amor

"...El triunfo del amor vive y depende del fracaso del amor. Yo no le tengo ningún miedo. Lo que la gente teme es la sensación de dejar de reír, dejar de disfrutar. En realidad, cuando añoras, no añoras a una persona en concreto; te añoras a ti en esos momentos felices. Que se llame Paco y sea rubio, que se llame Pepe y la tenga tan larga como un elefante da igual! Perder en esta vida es perder a un hijo, es perder a una madre. Que un tío o una tía se vayan, no es perder. Que te dejen es un hecho perfectamente asumible. Sentirse sola y estar acompañada, esa es la putada..."

Buika

20 de mayo de 2013

Combustible...


"Y ¿sabes qué pienso? Pues que para las personas, los recuerdos son el combustible que les permite continuar viviendo. Y para el mantenimiento de la vida no importa que esos recuerdos valgan la pena o no. Son simple combustible. Anuncios de propaganda en un periódico, un libro de filosofía, una fotografía pornográfica o un fajo de billetes de diez mil yenes, si los echas al fuego, sólo son pedazos de papel. Mientras los vas quemando, el fuego no piensa: "¡Oh, es Kant!" o "Esto es la edición vespertina de Yomiuri Shinbun ", o "¡Buen par de tetas!". Para el fuego no son más que papelotes. Pues sucede lo mismo. Recuerdos importantes, otros que no lo son tanto, otros que no tienen ningún valor: todos, sin distinción, no son más que combustible.

¿Y sabes? Si a mi me faltara ese combustible, si dentro de mí no hubiera esa especie de cajón de recuerdos, hace tiempo que, ¡crash!, me habría partido en dos. Y me habría muerto en cualquier rincón tirada como un perro..."


After Dark - Haruki Murakami

24 de enero de 2013

Medusas


"¿Por qué me gustan las medusas? No lo sé. Las encuentro bonitas. Antes, mientras las miraba, he pensado una cosa. Escucha, lo que nosotros vemos es sólo una pequeña parte del mundo. Damos por hecho que esto es el mundo, pero no es del todo cierto. El verdadero mundo está en un lugar más oscuro, más profundo, y en su mayor parte lo ocupan criaturas como las medusas. Eso nosotros lo olvidamos. ¿No te parece? Dos terceras partes del planeta son océanos y lo que nosotros podemos ver con nuestros ojos no pasa de ser la superficie del mar, la piel. De lo que verdaderamente hay debajo no sabemos nada." 

Haruki Murakami
"Crónica del pájaro que da cuerda al mundo" 

21 de enero de 2013

Arriesgar...

Reírse es arriesgarte a parecer tonto. Llorar es arriesgarte a parecer sentimental. Alargar el brazo para abrazar al otro es arriesgarse a implicarse. Exponer tus ideas o sueños ante una multitud es arriesgarte a perderlos. Amar es arriesgarte a no ser correspondido. Vivir es arriesgarte a morir. Tener esperanzas es arriesgarte a perderlas.
Pero se tienen que correr riesgos. Porque el mayor peligro en la vida es no arriesgar nada. Si no haces nada, si no arriesgas nada, tu existencia se obscurece. Es probable que de este modo evites sufrimientos, pero no vas a aprender, a sentir, a cambiar, a amar ni a vivir. Encadenado a una actitud de miedo, uno se convierte en esclavo... y pierde su libertad. Sólo sos libre si te arriesgas.



15 de enero de 2013

¿Y entonces…


Me han vendido el mundo como algo increíble pero no es más que un mero espejismo. Sé que mi breve existencia supone la dolencia del otro medio mundo. Y me duele, corroe y atrapa este ser y no ser, el dejar de ser para creer ser lo que nunca será posible de alcanzar: felicidad absoluta.
¿Y entonces… qué?
Como siempre... sigue lloviendo sobre mojado.

12 de enero de 2013


"Si se teme el mañana es porque no se sabe construir el presente, uno se dice a sí mismo que podrá hacerlo mañana y entonces ya está perdido porque el mañana siempre termina por convertirse en el hoy..."



5 de enero de 2013

Mi amigo no daba nunca explicaciones. Posiblemente me creía parecido a él. Pero yo, lamentablemente, no puedo ver corderos a través de las cajas. Quizá sea un poco como las personas mayores. Debo haber envejecido....

28 de diciembre de 2012

Lentamente se van abriendo los velos de ese autoexterminio al que llamamos “negación” ...

17 de diciembre de 2012

...


El tiempo se pasó de largo y llegó a la orilla del universo. Lo vi mirar hacia abajo y le pregunté: "¿tenes miedo de que nos pase algo verdaderamente serio?" El tiempo me miró y regresó a su lugar de origen. Somos ahora lo que nunca nadie quiso que fuéramos.

3 de diciembre de 2012

Puede que sea éste el gran punto de inflexión en mi vida, el que marque un antes y un después. El que por fin me catapulte a lo que aspiro y por lo que llevo esperando tantos años.

26 de noviembre de 2012

Soy ni más ni menos que el conjunto de todas mis decisiones...


Hubo un momento, un punto en el que todo cambio. Sería demasiado “creído” pensar que fue cuestión de un único día, culpa de una única persona, o a causa de una única circunstancia. Siempre me enseñaron que las cosas cambian, pero nadie se encargó de decirme que seguramente no apreciaría los cambios.
Sólo cuando fui consciente de esto, muchas cosas empezaron a tener sentido. De hecho, algunas reflexiones que hasta entonces me habían parecido incomprensibles, empezaban a tomar sentido.
Y sí, puede que perdiese uno o muchos disparos de largada, aunque pensándolo bien nunca hubo una carrera en la que quisiera participar. Perseguí sin cabeza muchas cosas efímeras, dejando voluntariamente de lado persecuciones que en su momento no me interesaron.
Sin embargo de nada sirve volver a evaluar circunstancias y situaciones pasadas. Toda persona toma la mejor decisión en función de toda la información que tiene en un momento concreto, y yo no soy menos. El arrepentimiento está totalmente fuera de lugar, sobre todo cuando para hacerlo introducimos percepciones e información que en el momento desconocíamos por completo.
Soy ni más ni menos que el conjunto de todas mis decisiones. Tanto las equivocaciones como los aciertos han influido determinantemente en la persona que soy hoy en día, y estoy orgulloso de lo que he conseguido. Hay muchas cosas que podrían ser mejores o peores, pero si algo cambiase ya no sería yo mismo.
Mirando atrás, mi vida dista mucho de lo que era hace unos años, y también de lo que esperé que fuera hace algunos años. Mirando al frente, mi vida seguramente diste mucho de lo que será dentro de muchos años, y también de lo que espero que sea dentro de unos años. Todo seguirá cambiando sutilmente sin que me percate de ello, y sin que tenga un absoluto poder sobre ello… ¿y cuál es el problema?

16 de octubre de 2012


‎"Me pasa con muy pocas personas. Y, si puedo, intento evitarlo. Si siento algo, intento con todas mis fuerzas no pensar en eso. Cuando me da la impresión de que voy a empezar a sentirlo, intento cerrarme, así no lo noto tan profundamente. Es como cuando estás viendo una película y al presentir que va a pasar algo que te va a dar miedo, cierras los ojos hasta que pasa del todo." #Murakami 

10 de octubre de 2012


"Imaginate por un segundo que te secuestran, después te cagan a trompadas, te drogan para tenerte quieta, para hacerte cualquier cosa, te violan, sí, te violan, una vez, dos veces, tres veces, te cogen mil tipos todo el tiempo, quedás embarazada, en el medio podés escaparte de la red de trata, pedís ayuda, querés abortar, podés hacerlo porque es tu derecho, porque la Corte Suprema avaló el derecho
 que tiene una mujer violada a practicarse un aborto, porque muchas veces pasa, incluso pibitas de trece años quedan embarazadas después de que su padrastro, las viole una vez, dos veces, tres veces, estás en el hospital, en el Ramos Mejía, lográs que te ayuden, te están por hacer el aborto, empezás a escuchar gritos desde la calle, te están gritando asesina, te gritan no sé qué cosa de qué bebé, te gritan con odio, te gritan asesina, a vos, por querer ejercer tu derecho al aborto, ese grupo de forros son de una organización que se llama Pro Vida, saben de vos culpa de Macri, el Jefe de la Ciudad de Buenos Aires habló de vos, dio detalles de tu caso, porque es un forro, porque no entiende nada, entonces estos fundamentalistas ultra católicos anti abortistas presentaron un recurso de amparo y una jueza les fue funcional y no te quieren hacer el aborto a vos que te secuestraron y te violaron, la jueza decretó en forma urgente “la suspensión del aborto no punible programado en el Ramos Mejía o cualquier otro hospital de la Ciudad”, así de irregular, te gritan asesina, todos hablan de vos, opinan sobre lo que te pasó, estás en todos los diarios, en la tele, en la radio, todos están hablando de vos, de lo que te pasó, porque no tenés plata, porque si tuvieras plata y una familia acomodada, el aborto se hacía en una clínica y nadie se enteraba y vos estás sola, no sabés qué va a pasar con tu cuerpo, cuándo van a dejar de hablar, cuándo se va a terminar la historia, estás sola con toda la mierda que te pasó, vos sola sabés lo que se siente, no sabés si vas a poder, no sabés si se puede estar bien, no sabés si te van a ayudar."

4 de octubre de 2012

"...Lo que tú estas sintiendo ahora no es otra cosa que el conflicto central de la tragedia griega. No es la persona la que elige su destino, sino el destino el que elige a la persona. Ésta es la concepción del mundo en la que se fundamenta la tragedia griega. Y la tragedia, según la define Aristóteles, irónicamente, no surge de los defectos del protagonista, sino de sus virtudes. ¿Entiendes a qué me refiero? Son la cualidades, no los defectos, las que arrastran al hombre a la tragedia..."

9 de septiembre de 2012


"Sujetos estrechos de miras, intolerantes y sin imaginación. Tesis desconectadas de la realidad, terminología vacía, ideales usurpados, sistemas inflexibles. Son esas cosas las que a mí , realmente, me dan miedo. Son esas cosas las que yo temo y odio con todo mi corazón. Es importante saber qué es correcto y qué no lo es, por supuesto. Sin embargo, los errores de juicio personales pueden corregirse en la mayoría de los casos. Si uno tiene la valentía de reconocer su error, las cosas, generalmente, se pueden arreglar. Pero la estrechez de miras y la intolerancia de la gente sin imaginación son igual que los parásitos. Provocan cambios en el cuerpo que les acoge y, mudando de forma, se reproducen hasta el infinito [...]" 
Kafka en la orilla 

17 de junio de 2012

Viajar...

Viajar es desplazarse por el espacio. La necesidad de viajar surge en el hombre casi al mismo tiempo que la de alimentarse o sobrevivir.
Para estar en condiciones de emprender el viaje interno, el viajero tiene que haberse desprendido de "sus verdades", de "sus valores", de "sus miedos", porque dicho viaje sólo se puede realizar desnudo, con la mente muy abierta y con la pureza del niño que quiere aprender todo y que somete a su padre a un bombardeo de preguntas.
Para recorrer el camino interno, el que te conduce al encuentro de tu verdadera identidad, del porqué y para qué de tu existencia, hay que estar dispuesto y preparado para enfrentarse a muchos "enemigos" que tratarán de impedir que avances en tu camino, tratarán de convencerte, de desanimarte, de engañarte, de atemorizarte.... pero el peor... el mas grande enemigo es uno mismo!

14 de junio de 2012

Intimidad...


Sé que el amor es un juego sucio; tenes que mancharte las manos. Si te mantenés a distancia, no sucede nada interesante. Además, debes encontrar la distancia adecuada entre las personas. Si están demasiado cerca, te aplastan; si están demasiado lejos, te abandonan.


Hanif Kureishi

9 de junio de 2012

Felices los normales, esos seres extraños, los que no tuvieron una madre loca, un padre borracho... los delicados, los sensatos, los finos. Pero que den paso a los que hacen los mundos y los sueños, las ilusiones, las sinfonías, las palabras que nos desbaratan y nos construyen, los más locos que sus madres, los más borrachos que sus padres.


Palabra de Roberto Fernández Retamar.

6 de junio de 2012

El principio del Fin...


30 de Mayo de 2012
El principio del Fin

Esta semana detuvieron a Daniel Langostena, pareja de Érica Soria al momento de su desaparición, acusado por el delito de “homicidio simple en concurso real con aborto, en el contexto de violencia familiar y contra la mujer”. Érica desapareció de su casa en agosto del 2010, cuando se dirigía a la casa de su madre en Villa Adelina, luego de una discusión con su pareja. Nunca más se supo de ella. En paralelo El ex baterista de Callejeros y pareja de Wanda Taddei, Eduardo Vázquez, se encuentra procesado por el delito de “Homicidio agravado por el vínculo”. Son varios los testigos que dan cuenta de la situación de violencia que ejercía sobre ella. Wanda murió luego de agonizar varios dí-as por las quemaduras que poseía en el sesenta porciento de su cuerpo. El juicio por su asesinato de la joven se encuentra en la etapa final, la fiscalía solicito “la condena perpetua” para Eduardo Vázquez. El caso de Wanda, abrió una seguidilla de casos de mujeres quemadas a manos de sus parejas o ex que trascendieron mediáticamente.
El veinte de agosto del 2010 Fátima Guadalupe Catán, de 24 años, fue llevada por su novio, Martin Santillán, al hospital Evita de Lanús con el 80 por ciento del cuerpo quemado. Él dijo que fue un accidente: “estaba limpiando CD con un pedazo de algodón y alcohol, encendió un cigarrillo y se prendió fuego”. Para la directora de ese centro médico y los familiares de la joven no se trató de un accidente, sino de un caso de “violencia doméstica”. Fátima falleció luego de padecer un día las quemaduras de las que fue víctima. Durante su agonía, la familia de Fátima expreso haber recibido amenazas por parte de familiares de pareja. Un año más tarde, En diciembre del 2011, Martin Santillán fue procesado por el delito de “homicidio calificado en el contexto de violencia contra la mujer”. El proceso fue largo, hasta que el Juez interviniente logró cambiar la caratula de la causa que el fiscal mantenía como “averiguación de causal de muerte”, donde Santillán era testigo del hecho.
Tanto en la causa de Fátima Catan como en el de Érica Soriano el juez Gabriel Vitale, titular del Juzgado de Garantías número ocho del Departamento Judicial de Lomas de Zamora, toma como herramienta la Ley Ley 26.485 de "protección integral para pre-venir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales", sancionada el once de marzo de 2009. Esta Ley define la Violencia contra las mujeres en su artículo tercero como: “ Toda conducta, acción u omisión que de manera directa como indirecta tanto en el ámbito público como en el privado, basada en una relación desigual de poder, que afecte su vida, libertad, dignidad, integridad física, psicológica, sexual, económica o patrimonial, como así también su seguridad personal. Quedan contempladas también aquella perpetradas desde el Estado o sus agentes”. 
Estas medidas comienzan a poner un límite a violencia ejercida contra las mujeres, a legitimar lo que parte de la sociedad viene expresando: que la violencia no es un hecho natural, no se justifica ni acepta bajo ningún concepto.
Los tres casos guardan relación debido a que abrieron un proceso a través del cual la sociedad se vio sensibilizada sobre la violencia de género. 
El principio del fin creo que es la frase que sintetiza lo que comienza a ocurrir en la JUSTICIA. El principio del fin de la impunidad en los hechos de violencia hacia las mujeres en la Argentina. En el año 2011 murieron 282 mujeres a manos de sus parejas, los datos dan cuenta de la gravedad de la situación que a lo largo de la historia se ha llevado la vida de muchas más. Sin embargo, nos encontramos en un momento histórico en el cual la sociedad comienza a organizarse en pos de la eliminación de la violencia contra las mujeres que empieza a ser desnaturalizada y la JUSTICIA comienza a hacer eco de los reclamos sociales. Años atrás el tratamiento distinto: los medios hablaban de “crimen pasional” en vez de violencia de género, cuando un varón mataba a su pareja. Esta idea sirvió durante años para justificar las atrocidades realizadas contra mujeres. Por lo general se hablaba de varones que en situación de desborde emocional terminaban matando a su pareja por celos, lo cual generaba doblemente por un lado la culpabilización de la víctima y por otra la minimización de la conducta violenta del agresor.
Actualmente los casos que toman trascendencia pública son tratados en el marco de los debates actuales sobre violencia de género y femicidios. Múltiples actores, en re-presentación de instancias del Estado, ONGs, organizaciones sociales y políticas presionan y acompañan los procesos por los cuales Daniel Langostena, Eduardo Vázquez y Martín Santillán se encuentran procesados por el femicidio de sus parejas. Este término hace referencia a la forma más extrema de violencia hacia una mujer: el asesinato a manos de un hombre por considerarla su propiedad.
No es azaroso que estos cambios se den en este momento en la sociedad. Desde ha-ce algunos años se vienen implementando a nivel nacional medidas en pos de la prevención de la violencia hacia las mujeres: El 11 de marzo de 2009 fue sancionada la Ley 26.485 de "protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales", la creación de áreas especificas en cada instancia del Estado para la atención y asistencia a las víctimas de violencia de género, La implementación de políticas públicas en pos de la igualdad y la no discriminación, la Consideración de la Violencia de género como una problemática de Seguridad pública, la prevención y sanción de la violencia mediática a través de la implementación de la Nueva Ley de Servicios Audiovisuales, la incorporación del femicidio en el código penal, que establece "agravantes por el vínculo" y descarta el uso de atenuantes cuando el hombre tenga antecedentes por violencia.
Las resoluciones de los casos citados sentaran precedentes en el sistema judicial y de modo más amplio en la sociedad, la muerte de una mujer a manos de un varón nunca más será algo natural ni esperado. Se ha iniciado el fin de la impunidad en los casos de violencia de género.


Trabajadora Social

20 de mayo de 2012

Domingo

Odio el domingo por que no tiene sinónimos. Por que los domingos no pasa nada. Y uno se vuelve como los ancianos que viven de los recuerdos. Los domingos vivo de lo que hice el viernes y el sábado. El domingo no existe, es una cruel mentira. Es un fraude. No es más que una escala triste. Los doce pasos rumbo a la silla eléctrica. Una maldita antesala, preludio, prólogo de un lunes, cuando, siempre, los zapatos pesan más que los pies, las horas de trabajo son más largas, y las de sueño casi ni se sienten.

30 de abril de 2012

Madres



"Y mañana seguirán con fuego en los pies quemando olvido, silencio y perdón, van saltando todos los charcos del dolor que sangró, desparramando fe, las madres del amor." 
León Gieco

Otoño...


Últimamente (?) estoy demasiado escéptico e intolerante. Tengo que confesar también, que olvido fácilmente cómo empezar a escribir, que me da miedo la hoja en blanco, que no sé escaparle a las sílabas repetidas en otoños inconclusos... Casi imperceptible es el humo que sale de mi taza de café. Es lunes, y, sin embargo, hoy podría ser cualquier día de esos que intentaría susurrar palabras que escriban paredes despintadas y dejen una huella que salve.
El café está casi frío, al igual que mis manos, y en el cuello corre el escalofrío de la página en blanco, del "por qué no", del "por qué sí". Corren, casi inéditas, las palabras esclavizadas a la ventana que me da la espalda, inmutable. Y, persisto. Persisto en los “por qué” y el café frío, mientras la brisa me envuelve como suspiros de un otoño que se vuelve miel, para regalar dorados y suelos amarillos. ¿Qué se hace con tanto amarillo entre los pies? ¿Qué se hace con tanto otoño?
Es tan difícil no dejar caer la miel entre los dedos. Tan absurda una huella amarilla entre tanta miel. Tan sublime sentirme parte de paredes despintadas y espaldas inmutables...

5 de abril de 2012

Las palabras me hacen trampa...

Vomitar las palabras. Romperlas, triturarlas, juntarlas, volverlas a romper. Hacer de las palabras gritos desesperados, otoños, abrazos. Triturarlas hasta que sangren, hasta que se oxiden, hasta que lloren. Llevarlas hasta el silencio, hasta la humedad de una boca reseca de silencio. Vomitarlas desde las manos hasta los pies hasta ser piel. Regalar las que todavía no he escrito, y dejarlas sangrar por el costado de la ventana hasta llegar a la cama. Que sangren, que se oxiden, que vuelvan a morir y a nacer tantas veces y seguir caminando. Caminar y buscar más palabras para regalar, pero sobre todo para  regalarme. Ir en busca de palabras quererme, palabras abrazo, palabras perdón.  Escribir sin sentido palabras y más palabras que completen las noches a solas entre horas  y pensamientos  a medio vivir. Hay momentos en que faltan las palabras. Tanto faltan que las mataría, las rompería en mil pedazos y las volvería a armar. Y eso tampoco tiene mucho sentido. Sería algo así como buscarle el sentido a verte dormir al lado mio  y no encontrar una puta palabra de madrugada que lo describa, algo como buscarle el sentido al nudo en el estómago, al cordón salido de la zapatilla, al micro que llegó tarde, al banco de plaza vacío, al teléfono que no suena, al frío en las paredes, a las servilletas y los pañuelos en un bolsillo, o a la forma casi febril de caminar por la calle contando baldosas.
Hubo momentos que fue más fácil escribirlas, otros decirlas, y otros -como hoy- que sólo podría ahogarlas en silencios que las hagan renacer. Y así tener las palabras para secarme los ojos y decirme que hay que mirar para adelante y seguir, para darme esperanzas… para dejarme amar  una y otra vez y no buscarle demasiado sentido al paso del tiempo.

19 de marzo de 2012

 "He hecho esto", dice mi memoria. "¡Imposible!", dice mi orgullo, y permanece inflexible. En fin de cuentas, la memoria es la que cede. 

11 de marzo de 2012

"A veces el destino es como una tormenta de arena que cambia de direccion continuamente y que nos sigue cuando nosotros somos los que cambiamos. Porque la tormenta no es algo ajeno a nosotros. La tormenta somos nosotros; y no hay luz dentro, ni hay luna ni hay tiempo.Pero, una cosa es cierta, cuando salgamos de ella, no volveremos a ser los mismos que estuvimos dentro y eso sera desde hoy". Murakami

28 de febrero de 2012



A veces todo lo que tenes que hacer es olvidar lo que sentís y recordar lo que te mereces...

3 de enero de 2012

Comenzar


Hay que saber cuándo una etapa llega a su fin.

Cuando insistimos en alargarla más de lo necesario, perdemos la alegría y el sentido de las otras etapas que tenemos que vivir. Poner fin a un ciclo, cerrar puertas, concluir capítulos…, no importa el nombre que le demos, lo importante es dejar en el pasado los momentos de la vida que ya terminaron.

El pasado no volverá, todo pasa, y lo mejor que podemos hacer es no volver a ello. Todo en este mundo visible es una manifestación del mundo invisible, de lo que sucede en nuestro corazón. Dejar atrás ciertos recuerdos significa también dejar libre un espacio para que otras cosas ocupen su lugar.

Dejar para siempre. Soltar. Desprenderse. Nadie en esta vida juega con cartas marcadas. Cerrar ciclos. No por orgullo, ni por incapacidad, ni por soberbia, sino porque, sencillamente, aquello ya no encaja en mi vida.

Deje de ser quien era, y ahora me transformo en el que soy.

23 de diciembre de 2011

Vιvєгє ʍємєɴтσ


Vιvєгє ʍємєɴтσ (Acuérdate de vivir) Cuando veas pasar el tiempo inexorable, arrastrado por  el sol de estos días inciertos, acuérdate de lo que queda pendiente, de la obligación de perseguir los sueños, de las ventanas abiertas.

Es mirar al futuro, un futuro que no es mera conjetura, que no se lee en la borra del café, que no es el destino trágico e inalterable que escribieron dioses caprichosos. Es un futuro donde se rompen los espejismos, en el que estallan los oxímoron, en el que el desempleado encuentra trabajo y redención, un futuro que se cuela por la ventana en forma de susurro, o que encontramos en un papel escrito en la cocina, en el que los ángeles vuelven a ver arder las calles, en el que en la pared de enfrente alguien escribe un saludo de paz, un buenos días.

Y para ver el futuro hacemos repaso de las cicatrices, de todo lo que fuimos, empleamos la memoria como herramienta cargada de poesía, como el último patrimonio inviolable que nos ayuda a ser más libres. Y, aunque la desatendamos de cuando en cuando, recordamos laobligación de ser felices, de trazar nuestro propio camino.

Aunque la ciudad a veces parezca Fort Apache a punto de claudicar, aunque a veces tu pena exhale un perfume muy dulce y se apaguen los cuerpos, acuérdate de vivir. En este mundo de emergencias rutinarias es indispensable recordarlo. 
A pesar de que el reloj consuma nuestras horas y el tedio congele nuestros sueños... siempre Vιvєгє ʍємєɴтσ...

4 de noviembre de 2011


"Si se teme el mañana es porque no se sabe construir el presente, uno se dice a sí mismo que podrá hacerlo mañana y entonces ya está perdido porque el mañana siempre termina por convertirse en el hoy..."  
La elegancia del erizo de Muriel Barbery

25 de septiembre de 2011



Soplando los velos de tu memoria
desnudo en el invierno renacerás
soplando los velos de tu memoria
yo te lo haré olvidar...


Je t'adore... Je t'aime tant qu'il fasse mal!!!

3 de agosto de 2011


Se de donde vengo, se donde voy
Por eso se donde estoy, no me avergüenza lo que soy
Se cual es mi lugar y adonde pertenezco
Lo que no me corresponde y lo que merezco
Soy sangre de mi sangre y soy mi costumbre
Mis hábitos y códigos y mis incertidumbres
Soy mis decisiones y mis elecciones
Soy mis acciones, solo y en la muchedumbre
Soy mis cadencias y mis creencias
Soy mi materia y mi esencia
Soy mi presencia, mi ausencia, mi conciencia
Y mi experiencia, soy mi procedencia
Soy mi pasado y mi vigencia
Soy mi herencia y mi experiencia
Y esta vivencia es la referencia
Con otros me une y me diferencia
Por eso no pido que mi camino desande
Seguiré erizando aunque me desbande 

Que mi voz rebote contra los Andes...♪♫♪

26 de julio de 2011

“… ya estoy más que harto de la gente sin imaginación. De ese tipo de gente que T.S.Eliot llama "hombres huecos". Personas que suplen su falta de imaginación, esa parte vacía, con filfa insensible y que van por el mundo sin percatarse de ello. Personas que intentan imponer a la fuerza a los demás esa insensibilidad soltando, una tras otra, palabras huecas. Personas, en definitiva, como esa pareja de antes. Sean gays, lesbianas, heterosexuales, feministas, cerdos fascistas, comunistas, Hare Krishnas. A mí tanto me da. A mí no me importa la bandera que enarbolen. Lo que yo no puedo soportar es a esos tipos huecos. Y cuando se me pone uno delante no puedo aguantar... Sujetos estrechos de miras, intolerantes y sin imaginación. Tesis desconectadas de la realidad, terminología vacía, ideales usurpados, sistemas inflexibles. Son estas cosas las que a mí, realmente, me dan miedo. Son estas cosas las que yo temo y odio con todo mi corazón. Es importante saber qué es correcto y qué no lo es, por supuesto. Sin embargo, los errores de juicio personales pueden corregirse en la mayoría de los casos. Si uno tiene la valentía de reconocer su error, las cosas, generalmente, se pueden arreglar. Pero la estrechez de miras y la intolerancia de la gente sin imaginación son igual que parásitos. Provocan cambios en el cuerpo que los acoge y, mudando de forma, se reproducen hasta el infinito. Y eso no hay manera de detenerlo. Y yo, semejantes sujetos, no quiero que entren aquí... Yo no puedo tomarme a risa a gente como ésa."

Como un osito en primavera...

"- Me gustas, Midori.
-¿Cuanto?
- Me gustas como un oso en primavera.
-¿Un oso en primavera? - Midori volvió a levantar la cabeza - ¿Que es esto? ¡Un oso en primavera!
- Imagina que paseas sola por el prado y se te acerca un osito con la piel aterciopelada y unos ojazos. De pronto el osito te dice - ¡Buenos días señorita! ¿Quiere usted rodar conmigo? -. Entonces tu y el osito os pasáis el día entero rodando abrazados por una ladera sembrada de tréboles. Es bonito, ¿no?.
- Muy bonito.
- Pues a mi me gustas tanto como eso."

22 de junio de 2011

"... Esconder rápidamente mis recuerdos en algún rincón. Como una ardilla que hace agujeros, esconde en ellos los frutos y luego olvida el lugar donde los ha enterrado..."


ねじまき鳥クロニクル,

24 de mayo de 2011

A veces, el destino se parece a una pequeña tempestad de arena que cambia de dirección sin cesar. Tú cambias de rumbo intentando evitarla. Y entonces la tormenta también cambia de dirección, siguiéndote a ti. Tú vuelves a cambiar de rumbo. Y la tormenta vuelve a cambiar de dirección, como antes. Y esto se repite una y otra vez. Como una danza macabra con la Muerte antes del amanecer. Y la razón es que la tormenta no es algo que venga de lejos y que no guarde relación contigo. Esta tormenta, en definitiva, eres tú. Es algo que se encuentra en tu interior. Lo único que puedes hacer es resignarte, meterte en ella de cabeza, taparte con fuerza los ojos y las orejas para que no se te llenen de arena e ir cruzándola paso a paso. Y en su interior no hay sol, ni luna, ni dirección, a veces ni siquiera existe el tiempo. Allí sólo hay una arena blanca y fina, como polvo de huesos, danzando en lo alto del cielo. Imagínate una tormenta como ésta.


Haruki Murakami, "Kafka en la orilla"

9 de mayo de 2011

No te estoy diciendo que sera fácil,
te estoy diciendo que valdrá la pena.

8 de mayo de 2011

"A veces, cuando avanzas en silencio por paisajes tan desolados, pierdes la cohesión como ser humano y te sobreviene la alucinación de que te vas disgregando progresivamente. El espacio que te rodea es tan vasto que es difícil mantener el sentido de la proporción con respecto a la propia existencia. ¿Me comprende usted? Mi conciencia se iba dilatando junto con el paisaje y acababa por ser tan difusa que no podía mantenerme aferrado a mi cuerpo."

Haruki Murakami

30 de abril de 2011

Retorica a mis 33...

En este momento de mi vida después de muchas retóricas gastadas y vacías y otras llenas de contenido excepcional, por fin estoy haciendo caso a todo lo que me han estado diciendo los últimos 33 años.

Voy a ser yo sin miedos y sobretodo sin culpas, si no disfruto esta etapa de mi vida me quedare sin recuerdos; sin buenos recuerdos… o sin nuevos y mejores recuerdos.
Siempre luche por ser diferente y creo que lo he logrado, y lo he conseguido a tal grado que lucho por no ser insolente y menos indolente, pero hasta creo que soy demasiado yo mismo para llegar a ese punto, eso tal vez sea el extra que me da la inteligencia.

Empiezo la primera parte de mi reivindicación, me lo dice el alma, y ella jamás me mentiría… es la única que viene cuando todos se van, jamás me hace algún reproche y deja que me desahogue y puedo tener mi cuota ilimitada de berrinches, mi tiempo real es algo demencial pero ya empecé a temporalizar mis momentos felices, pase lo que pase viviré el momento sin remordimientos.

Todo esto va a ser como el fuego en el invierno o como el hielo en el infierno… Simplemente será un regalo a la locura… a mi locura!!!!!

¿Loco? ¿Quien es la persona que puede llamarse loca? aquella que es feliz en su mundo privado o aquella que vive la "realidad" siempre con un gesto de amargura en la cara…

26 de marzo de 2011

Camila...

“Solía preocuparme mucho sobre quién sería al crecer. Cuánto dinero ganaría o...ser alguien algún día. A veces piensas que lo qué más quieres no sucede, pero a veces las cosas que no esperas suceden… No lo sé, conoces miles de personas y ninguno de ellos te toca realmente y entonces conoces a una persona y tu vida cambia para siempre...”

20 de marzo de 2011

Blue Valentine...

"... Te has levantado temprano y te has vestido como siempre, sentada en la cama y de espaldas a mí y a la ventana y al mundo, te has puesto el sujetador y has cogido la falda de la silla y así, sin apenas asearte, con el sudor de tus pesadillas adherido a la piel, con la mirada puesta en el armario cerrado, como si fuera una carta que nadie lee o un calendario del pasado, has suspirado y te has inclinado hacia mí, que aún dormía porque he aprendido a desconocerte y a olvidarte como una lección aprendida de memoria, y me has calzado un beso, un beso que no es de mi talla sino que me queda grande, enorme, como todo esto que se avecina que ya sabemos lo que es aunque no haya llegado todavía, pero que vemos venir, como una marea que sube hasta cubrir la playa y convertirla, de pronto, al caer la tarde, en un otoño inmediato, una suerte de venganza que el mar urde contra los castillos de arena y contra la felicidad, esa felicidad que nos dejamos en alguna cuneta, quizás en las últimas vacaciones, en aquella carretera de la costa, aquella carretera alambicada, los bocadillos, el aire acondicionado, el espejo del agua, el alquitrán y la nicotina, también, de aquel último cigarrillo que fumaste antes de dejarlo por penúltima vez con las ventanillas subidas para empaparte de humo como un salmón noruego que es lo que siempre has sido, un pez brillante que nada contra la corriente, un haz de luz que resquebraja la sombra hasta romperla como me has roto a mí, que me despedacé en tus manos, me perdí entre tus dedos quizás porque esperaba que aquello y cuando digo aquello sé que digo lo que era aquello cuando estábamos allí, que aquello, digo, durara un ratito más, un minuto más tan solo para poder recordarlo porque lo único que quería era precisamente eso, ser capaz de recordar el último instante en el que nos pertenecimos, aquel en el que ya era consciente del final porque el final, ya, sí, este final, no lo vi hasta que llegó, cuando era un poco tarde, no demasiado, pero lo suficiente para perder lo único que me importaba, esa chica que lleva tu nombre y se va para no volver a un lugar que, por mucho que me joda, no me importa ni me interesa, no sé cuál es ni será por más que me hablen de él y de ti estos y aquellos porque te habré perdido tiempo atrás, no hoy, sino ayer, el ayer remoto, claro, el ayer de la noche que dejó de desvelarme tu tristeza..."

23 de febrero de 2011

Todos somos un Caballero de Armadura Oxidada...

"Pensando que moriría, se dejó ir y se precipitó al abismo, a la profundidad infinita de sus recuerdos. Recordó todas las cosas de su vida de las que había culpado a su madre, a su padre, a sus profesores, a su mujer, a su hijo, a sus amigos y a todos los demás. A medida que caía en el vacio, fue desprendiéndose de todos los juicios que había hecho contra ellos. Luego, por primera vez en su vida, contempló su vida con claridad, sin juzgar y sin excusarse. En ese instante, aceptó la responsabilidad por su vida, por la influencia que la gente tenía sobre ella, y por los acontecimientos que le habían dado forma.

A partir de ese momento, nunca más culparía a nada ni nadie de todos los errores y desgracias. El reconocimiento de que él era la causa y no el efecto le dio una nueva sensación de poder.

Ya no tenía miedo. Repentinamente, dejó de caer y se encontró de pie en la cima de la montaña y comprendió el significado de la inscripción de la roca. Había soltado todo aquello que había temido y todo aquello que había sabido y poseído. Su voluntad de abarcar lo desconocido le había liberado. Ahora el universo era suyo, para ser experimentado y disfrutado..."